PRIMERA MEDIDA DEL NUEVO GOBIERNO DE RAJOY RESPECTO A INMIGRACION

8.1.12

Gobierno español cierra las puertas a la inmigración: se acaban los contratos en origen para empleos fijos.

Per Legalcity 7 gener, 2012 @ 13:04.

El Gobierno español ha decidido cerrar a cal y canto las puertas a la inmigración y elimina los contratos en origen para empleos fijos, según acaba de publicarse en el Boletín Oficial del Estado (BOE) mediante la Orden ESS/1/2012, de 5 de enero, por la que se regula la gestión colectiva de contrataciones en origen para 2012. El anuncio se ha hecho justo cuando el 6 de enero ha sido un día festivo en España; tal vez para no llamar la atención, pero Legalcity, el despacho de abogados y asesores de referencia en temas de extranjería en España lo ha descubierto y ha dado la voz de alarma. Ni tan siquiera la página oficial del Ministerio de Trabajo y Empleo (encargada de Inmigración) ha publicado nada al respecto.
Según el anuncio oficial se establece que solo podrá contratarse en origen a inmigrantes para trabajos “de temporada, por obra o servicio”. La duración máxima de estos contratos será de nueve meses dentro de un periodo de un año para las actividades de temporada o campaña (sector agrícola) y de menos de un año para las actividades de “obra o servicio” (montaje de plantas industriales o eléctricas, construcción de infraestructuras, edificaciones y redes de ferrocarriles y de suministros, mantenimiento de equipos productivos y puesta en marcha y reparaciones).
La orden publicada ayer en el BOE añade: “En atención a las consultas e información recibida, tampoco se prevé la concesión de visados para búsqueda de empleo dirigidos a hijos y nietos de español de origen o limitados a determinadas ocupaciones”. “Los trabajadores que obtengan una autorización de residencia y trabajo deberán regresar a su país una vez finalizada la relación laboral, en cumplimiento de lo establecido en el artículo 99.2) del Reglamento de la Ley Orgánica 4/2000, de 11 de enero, aprobado por Real Decreto 557/2011, de 20 de abril”, dice el BOE.
La Orden ya ha entrado en vigor y según en BOE “mantendrá su vigencia hasta el 31 de diciembre de 2012″.

Acceda aquí al texto completo del BOE: BOE-A-2012-228_legalcity

Esta es la primera medida que ha tomado el nuevo Gobierno de Mariano Rajoy; sin embargo, la gran pregunta es qué va a pasar con los inmigrantes que ya se encuentran en España y no tienen “papeles”. Legalcity no descarta que en las próximas semanas; tal vez días, se condicione también la obtención de “papeles” a la situación nacional de empleo. La vía más utilizada por los inmigrantes que hoy se encuentran en España para regularizar su situación es el conocido “Arraigo”.
No es que se suprima formalmente la figura del Arraigo Social, como han anunciado algunas fuentes, contemplada en el Real Decreto 557/2011, de 20 de abril, por el que se aprueba el Reglamento de la Ley Orgánica 4/2000, sobre derechos y libertades de los extranjeros en España y su integración social, tras su reforma por Ley Orgánica 2/2009 -que entró en vigor el pasado 1 de julio- sino que se haga uso de una cláusula de ese Real Decreto que contempla en su artículo 124. 4 que “Por Orden del titular del Ministerio de la Presidencia a propuesta de los titulares de los Ministerios del Interior y de Trabajo e Inmigración y previo informe de la Comisión Laboral Tripartita de Inmigración, se podrá determinar la aplicación de la situación nacional de empleo a las solicitudes de autorización de residencia temporal por razones de arraigo social.”
Legalcity recuerda como a pocos días de que el PP ganara las elecciones en España, uno de sus portavocez ya había adelantado que podrían hacer uso de esa figura de condicionar la situación nacional de empleo a para las solicitudes del Arraigo (procedimiento por el cual los inmigrantes pueden regularizar su situación en España si demuestran que llevan tres años en el país y aportan un contrato de trabajo).
No nos engañemos ni interpretemos a rajatablas el anuncio del Partido Popular: no es que se suprima la figura del Arraigo, es que la Ley de Extranjería ofrece la posibilidad al Gobierno que mediante una orden ministerial se condicione el Arraigo a la situación nacional de empleo. Y si esto sucede nos encontraremos que los inmigrantes no podrán arraigarse mientras existan cinco millones de parados. Aunque no se “suprima” la figura del Arraigo, en la práctica es lo mismo porque si un empresario/empleador está obligado a ofrecer antes el empleo a alguien que esté en el paro pues los inmigrantes nunca podrán entonces regularizar su situación.
Legalcity estima que más de un millón el número de inmigrantes podría quedarse en situación irregular en España.
Cerca de un millón de inmigrantes podría continuar en situación irregular en España de hacerse efectivo el anuncio del portavoz parlamentario del PP en materia de Inmigración, Rafael Hernando, de suprimir el procedimiento del Arraigo en los trámites de extranjería, a juicio de Legalcity, despacho de abogados y asesores expertos en extranjería con sede central en Barcelona.
A esa cantidad de inmigrantes habría que sumarle cifras incalculables consecuencia de lo que se ha dado en llamar “irregularidad sobrevenida”; es decir, extranjeros que tienen permiso de residencia y/o permiso de residencia y trabajo y que por no contar con “medios económicos” (contrato de trabajo) se verían imposibilitados de renovar sus permisos.
Los inmigrantes, además de cargar con el estigma de ser los culpables de casi todos los males del país, deberán soportar ahora el peso de la incertitumbre y el desasosiego con el reciente anuncio. ¿Qué pasará entonces con los cientos de miles de inmigrantes que hoy se encuentran en España “sin papeles” (se calcula que pueden ser entre 600.000 y 700.000, aunque otras cifras apuntan a un millón)? ¿Qué pasará entonces con los cientos de miles de familias que veían esta opción cómo única esperanza para regularizar su situación administrativa en España? ¿Son estas las medidas salvadoras con las que el Partido Popular pretende sacarnos de la crisis?
¿No sería mejor buscar alternativas para fomentar la contratación de las empresas en vez de obligar a que miles de personas engorden las filas de la economía sumergida? ¿No os suena esta medida a la política del avestruz de dejar fuera el cuerpo y esconder la cabeza para no ver la realidad? ¿Y qué pasará entonces con la irregularidad sobrevenida? ¿Por qué el PP no hizo ni una sola referencia a este asunto en su campaña electoral? ¿Por qué la inmigración era un “ente” invisible en campaña y ahora tras la resaca electoral el PP nos sorprende con este anuncio como una de sus primeras medidas?
¿No podría considerarse este anuncio como una cortina de humo para intentar despistar de nuestros corrillos los problemas reales por los que atraviesa el país? La inmigración no tuvo derecho al voto pero sus destinos ahora penden de las decisiones de un Partido que decide a ultranza. Cual índice inquisidor la inmigración es señalada, ahora; pero no cuando fue parte del crecimiento económico de España.

0 comentaris:

Publica un comentari a l'entrada