“Te llevas la gran decepción o gran sorpresa de tu vida cuando sales de la burbuja occidental”: Arturo Hortas

15.11.11

Galardonado este año con el premio honorífico Survival Internacional, al mejor documental de temática indígena en el Festival de Cine y Derechos Humanos de Barcelona, el director de Sucumbíos, tierra sin mal, habló para Itacat en entrevista con Oscar Valles, en el marco de la III Muestra de Cine Ecuatoriano en Catalunya que hoy culmina.

ITACAT - Copyright 2011

Oscar Valles: Sucumbíos, tierra sin mal, es el título del documental con el que usted se presenta en Barcelona luego de un periplo por varios festivales. ¿Cuál ha sido la respuesta del público y de la crítica respecto al trabajo realizado?
Arturo Hortas: Sobre todo está gustando mucho al público, yo lo he hecho pensando en el público más que en la crítica. Soy documentalista de corte activista, pienso que este tipo de causas, lo que se cuentan aquí acerca del petróleo, los indígenas, la situación de la Amazonía, es importante que llegue a la gente, porque al final la gente es la que consume los recursos; somos los que debemos cuidar la naturaleza y por eso siempre he pensado que es importante llegar a la gente.
O.V.: ¿Se imaginaba llegar a este punto de reconocimiento?
A.H.: Tenía la intuición de que tenía que hacer esto, no sabía por qué, no imaginaba que fuera a llegar tan lejos e ir a tantos festivales, pero tenía la certeza de que lo tenía que hacer, pasara lo que pasara. Claro, imaginar, si equiparamos la palabra imaginar con soñar, por supuesto que soñaba con que pasara todo esto, pero del sueño a la realidad hay un paso muy grande.
O.V.: ¿Cómo nace Sucumbíos, en qué momento se enciende la luz?
A.H.: Nace Sucumbíos de una manera gradual. Sucumbíos es una provincia ecuatoriana; la historia que yo quiero contar va sucediendo en este lugar de manera gradual, conforme voy conociendo... ...y todavía sigo conociendo cosas que me sorprenden muchísimo, como lo que hacemos los seres humanos, el desprecio que tenemos hacia los indígenas y la naturaleza, es algo brutal. Empecé a ir a Sucumbíos hace 5 años como cooperante en un proyecto educativo en dos etapas, la primera de tres meses, la segunda de cinco. Siendo primero cantautor, todavía lo sigo siendo, aunque la música es algo que he dejado de lado por el momento, conté esta historia en un disco y en un vídeo sobre mi experiencia de cooperación a la que titulé “En la mitad del mundo”, con la idea de que éste material sirviera de apoyo, como finalmente sucedió, para hacer el documental. Tuve la suerte de contar con el apoyo de Ecozine, Festival Internacional de Cine y Medio Ambiente de Zaragoza, para que este año se estrenara allí, abriendo el festival en la sección Premier. 
O.V.:¿Había estudiado las comunidades indígenas en Latinoamérica?
A.H.: No, no las había estudiado. Siempre había querido conocer indígenas, me parece que son una gente muy auténtica, sobretodo los que han tenido menos contacto con la sociedad occidental, por decirlo de alguna manera. Los indígenas de la comunidad de Chandia na´en, quienes salen al principio del documental tienen una mentalidad mucho más pegada a la naturaleza, son muy auténticos, están llenos de vida y alegría... (pausa emotiva) ...cuando se ríen, se ríen contigo, no se ríen de ti.
O.V.: El premio Survival Internacional que obtuvo en Barcelona este año.
A.H.: Toda una sorpresa porque Survival es una organización que a nivel mundial trabaja en la protección de los indígenas. Para nada me esperaba este premio, y la verdad es que este hecho ha causado que se sigan abriendo muchas puertas, ha llamado mucho la atención para ser proyectado en otros festivales de Argentina, Brasil, Perú, Italia; ahora va a Jordania. Se ha proyectado en Aragón televisión y se va a hacer también en Tv3, con quienes pude hacer contacto a través de un premio otorgado a la gente de Latituds en éste festival, por tanto el premio Survival es honorífico y obtenido con mucho honor.
O.V.: ¿Cuál es el alcance al que busca llegar con su documental?
A.H.: Para mi lo que ha pasado ya es el máximo alcance, y todo lo que siga pasando ya es mucho más. No he querido soñar demasiado porque te puedes decepcionar, e intentado trabajar día a día, eso si, sin perder la esperanza, porque eso si, al principio fue muy duro conseguir frutos y ahora cada vez los frutos se obtienen más fácil pero tampoco hay que dormirse. Ahora estoy con la segunda parte del documental y también espero que éste gran apoyo que he tenido sirva para que el segundo tenga también mucha resonancia.
O.V.: ¿El Arturo de antes de Sucumbíos se parece al actual?
A.H.: Ahora, a nivel personal, soy una persona que he crecido mucho, he aprendido muchísimo, sobretodo en cuanto a humildad, el abrirme al mundo me ha servido para darme cuenta de lo insignificantes que somos dentro de este planeta y al mismo tiempo lo conectados que estamos. Una pequeña acción aquí, nuestros consumos diarios, todo repercute allá, en la Amazonía ecuatoriana. A nivel profesional, poder conocer gente que está en primera línea, por ejemplo, Pablo Fajardo, el abogado que está a cargo del caso que defiende la plataforma de afectados por Texaco. Es una de las personas más coherentes que he conocido en mi vida, junto a Sidney Possuelo, indigenista brasileño, son las dos personas más coherentes, más íntegras que he conocido en mi vida.
O.V.: ¿Tiene usted los pies en la tierra?
A.H.: No siempre, de vez en cuando se me vuela un poco, pero bueno, si no se me volara no habría hecho esta locura. Cuando fui a Ecuador, lo primero te llevas es la gran decepción o quizás la gran sorpresa de tu vida cuando sales de la burbuja occidental; podía haberme quedado con los brazos cruzados, si no hubiera volado un poco mi mente no habría hecho este documental, entonces uno también tiene que volar. Escribí un tema hace algún tiempo con este título para tenerlo como terapia, para tenerlo en cuenta pero la verdad no es que me haga mucho caso.
O.V.: ¿La música o la dirección documental?
A.H.: Me gusta complementar las dos, y en el documental se ve. Pienso que la música, cuando he sido cantautor protesta, hablo en pasado porque ahora mismo no lo soy, me quedaba en la teoría, el vamos a hacer, hay que hacer, hay que hacer, pero con el documental he llegado a la práctica, claro, la práctica sin la teoría tampoco habría existido, yo creo que son dos cosas complementarias aunque ahora mismo me llena mucho más el documental.
O.V.: ¿Qué es el buen vivir?
A.H.: Para mi el buen vivir es lo que se practicaba en mi pueblo hace 25 años y lo que ha cambiado la vida en mi pueblo en estos 25 años es una barbaridad. El buen vivir según los indígenas, es un concepto de respeto a la naturaleza que ahora está en la constitución ecuatoriana y que aunque está en la constitución todavía queda mucho para que se cumpla. De hecho, el próximo proyecto va sobre esto, Iniciativa Yasuni ITT y el buen vivir.
O.V.: Háblenos al respecto
A.H.: Hay una demo colgada que se está difundiendo en las redes sociales que habla de la iniciativa Yasuni y 200 mil hectáreas de bosque que han de ser preservadas, evitando que se realicen extracciones de petróleo allí. Se supone que sobre el lugar hay una cantidad de petróleo que Ecuador necesita y ellos dicen que hacen el sacrificio de no sacar este petróleo pero piden una compensación internacional del 50 por ciento de lo que se obtendría si se explotara. Piden que la comunidad internacional aporte este dinero que son 4 mil 600 millones de dólares. Según esto, se crearía un fondo que sería administrado por PNUD (Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo) y este dinero se invertiría en procesos de limpieza de zonas contaminadas en conservación de bosques, protección de los pueblos indígenas no contactados, desarrollo de energías limpias, esa es la idea, pero hay mucha polémica porque la idea esta muy bien pero luego la realidad es otra. Y todavía estoy indagando, hay dos corrientes, hay una que dice que sí que se va a proteger Yasuni y hay otra que dice que el gobierno ecuatoriano esta utilizando esto como una marca para venderse como un país ecologista pero que en realidad va a sacar el petroleo de todas formas, y en esta investigación es que me encuentro ahora.
O.V. ¿Qué pasó con la Veterinaria?
A.H.: (Risas) Nunca la he ejercido, la estudié y me vi a mi mismo convertido en un vendedor de piensos transgénicos y no quise ir por ahí. Pero gracias a la veterinaria fui a Ecuador como cooperante y gracias a eso estoy aquí.

"Sucumbios, tierra sin mal" en "Latituds" de TV3
Quan? Diumenge, 20 de Novembre a les 20:00h. i 24 de Novembre a les 18:00h. La primera emissió serà el 20 de novembre a les 19:55h al Canal 33 de TV3.
Més informació:

0 comentaris:

Publica un comentari a l'entrada